Patatas para guarnición receta fácil

No me ha gustado nadaNo me ha gustadoNo me convence muchoMe ha gustado¡Me ha encantado! (3,79/5)
Patatas para guarniciónCargando...

Patatas para guarnición

Ingredientes

Para 4 personas

  • 1 kg de patatas pequeñas
  • 3 cs de aceite de oliva
  • Una pizca de sal
  • Una pizca de pimienta molida
  • 1 cta de ajo en polvo
  • 1 cta de orégano

Patatas para guarnición: presentación

La patata, esa guarnición por excelencia que queda bien con cualquier segundo plato. También queda bien en cualquier mesa de picoteo y creo que no conozco a  nadie a quien no le gusten las patatas. Estas son unas pararas al horno para guarnición o para tomarlas como aperitivo que te van a venir fenomenal si estás cuidándote porque ya sabes que la patata de por sí no es un alimento calórico, pero al freírlas es cuando aumentan mucho sus calorías.

Cómo hacer Patatas para guarnición

1. Prepara las patatas para guarnición. Lava bien las patatas con la piel bajo el grifo. Pon las patatas en una olla con abundante agua y cuece durante 30 minutos o hasta que estén blandas. Puedes comprobar que están hechas pinchando con un cuchillo y, si el cuchillo se suelta fácilmente de la patata, ya las tienes listas. Como las patatas no son grandes, no necesitan mucho tiempo de cocción.

Patatas para guarnición

2. Corta las patatas por la mitad. Colócalas en una bandeja con papel de horno y córtalas por la mitad o, si son más grandes, en tres partes.

Patatas para guarnición

3. Prepara el sazonador. Haz una mezcla con el ajo, el orégano, la sal, la pimienta y el aceite de oliva. Repártelo por encima de las patatas con una cuchara y luego con las manos. Asegúrate que están todas bien impregnadas.

Patatas para guarnición

4. Cocina las patatas para guarnición. Hornea a 220º C – º F durante 15 minutos o hasta que veas que están doraditas. Sírvelas como picoteo o guarnición.

Patatas para guarnición

Mis consejos para preparar Patatas para guarnición:

Las mejores patatas para hacer esta receta son las patatas baby por su tamaño, pero puedes utilizar cualquier variedad de patata. Corta las patatas en tamaño más o menos iguales para que se hagan todas más o menos a la vez.

Si no te gusta alguna especia de estas, o prefieres utilizar otras, lo dejo a tu elección.

También las puedes preparar en la freidora de aire.

A mí me encantan también como picoteo ya que no les hace falta acompañar nada porque brillan por sí solas.

Si las vas a utilizar de guarnición, le queda bien tanto a carne como a pescado. Es una de esas recetas perfectas para cuando enciendes el horno para preparar un asadito y ya, aprovechas el gasto energético para preparar dos cosas a la vez.

Te dejo aquí unas recetas a las que estas patatas les van de maravilla para que disfrutes con los tuyos de una comida muy festiva. Echa un vistazo a ese Pollo asado con miel y mostaza que, además se ser una receta muy vistosa y económica, tiene un sabor maravilloso.

Si eres más de comer pescado, no te pierdas esta Merluza rellena de setas y gambas al horno que es una auténtica delicia.

Si tienes niños, ya sabes que les encantan las patatas fritas así que esta es una buena opción para que coman patatas, pero no lleven tantas calorías ni grasa por estar fritas.

Patatas para guarnición

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *