Tarta de queso, receta japonesa

Tarta de queso, receta japonesaTarta de queso, receta japonesaTarta de queso, receta japonesaTarta de queso, receta japonesaTarta de queso, receta japonesa (4,23/5)
Tarta de queso, receta japonesaCargando...

Tarta de queso, receta japonesa

Tabla de contenidos de esta receta

Ingredientes

Para 6 personas

  • 6 huevos tamaño L
  • 200 g de queso crema tipo Philadelphia
  • 60 ml de leche
  • 60 g de mantequilla
  • 65 g de harina de trigo
  • 25 g de maicena
  • 120 g de azúcar
  • Azúcar glass para espolvorear (opcional)

Tarta de queso, receta japonesa: presentación

Alucinarás con esta Tarta de queso japonesa. Es muy ligera y esponjosa como una nube. Perfecta para desayunos y meriendas. Necesitas pocos ingredientes para prepararla y seguro que ya los tienes en tu cocina. Te animo a que sorprendas a los tuyos con esta maravilla y te aseguro que será todo un acierto. Además, mira qué bonita es.

Cómo hacer Tarta de queso, receta japonesa

1.- Precalienta el horno a 150º C – 302º F con calor arriba y abajo, sin aire. Coloca dentro una bandeja amplia con dos o tres dedos de agua para que se vaya calentando para el baño maría.

2.- Calienta la leche, el queso crema y la mantequilla hasta que se fundan y sin que lleguen a hervir. Ya fuera del fuego y sin dejar que se enfríe, añade la harina tamizada junto con la maicena y mezcla bien. Incorpora las yemas y mezcla hasta obtener una crema suave.

3.- Bate las claras junto con el azúcar hasta alcanzar el punto de nieve. Incorpóralas a la mezcla anterior poco a poco y con movimientos suaves para que no se escape el aire que le hemos metido al batir. Vierte esta mezcla en un molde de 20 cm de diámetro y 8 cm de alto engrasado y con un papel de horno en la base para facilitar el desmoldado. Pasa un palillo para deshacer las posibles burbujas y nivelar la masa. Dale un par de golpes secos sobre la mesa para quitar las burbujas de aire más grandes.

4.- Hornea al baño maría primero, 45 minutos a 150 grados. Pasado ese tiempo, baja la temperatura a 120 grados y hornea 35 minutos más. Comprueba moviendo un poco el molde que no está crudo por el centro. Abre un poco la puerta del horno y deja enfriar 20 minutos con la puerta del horno entreabierta.

Consejos para preparar esta Tarta esponjosa de queso japonesa:

Si ves que se te dora demasiado, coloca un papel de aluminio encima.

Para comprobar que se ha horneado bien, mueve el molde y si la parte central baila y sigue líquida, hornea el tiempo necesario hasta que deje de temblar.

Tarta de queso, receta japonesa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.