Canelones de pollo y espinacas rápidos con muchos TRUCOS

No me ha gustado nadaNo me ha gustadoNo me convence muchoMe ha gustado¡Me ha encantado! (4,60/5)
Cargando…

Canelones de pollo y espinacas rápidos con muchos TRUCOS

Cocina para triunfar

Descubre mi primer libro de recetas: Cocina para triunfar. No te pierdas ninguna de las recetas que he preparado para ti porque incluye poquito de todo (entrantes, primeros platos, segundos platos, postres y recetas básicas).

Tabla de contenidos de esta receta

Canelones de pollo y espinacas rápidos con muchos TRUCOS: presentación

Esta es la típica receta con la que siempre triunfas. Puedes prepararla tanto para diario como para cualquier celebración y quedarás de lujo. No te pierdas todos los trucos y la forma para congelarlos y queden perfectos y listos para comer cuando quieras. Si tienes niños, ya sabes que les encantan las recetas con gratinado. Será infalible y un truco para que coman espinacas sin enterarse. Si hay algún ingrediente del relleno que no tengas, puedes cambiarlo por otro. Espero que disfrutes preparando estos canelones y comiéndolos con los tuyos.

Ingredientes

Para 20 canelones

  • Para los canelones:
  • 300 g de pechuga de pollo
  • 300 g de espinacas frescas
  • 20 placas de canelón
  • Sal, pimienta y aceite de oliva
  • 150 g de queso rallado
  • Para la bechamel:
  • ¾ de litro de leche
  • 40 g de harina (2 cucharadas)
  • 30 g de mantequilla
  • Sal, pimienta negra y nuez moscada

Canelones de pollo y espinacas rápidos con muchos TRUCOS: videoreceta

Puedes ver este vídeo en YouTube para poder comentarlo, marcar Me gusta o suscribirte a mi canal de videorecetas.

Canelones de pollo y espinacas rápidos con muchos TRUCOS: preparación de la receta

1.- Escalda las espinacas. Coloca una olla con agua al fuego y pon las espinacas cuando el agua empiece a hervir. Retíralas en cuanto el agua comience de nuevo el hervor. Reserva las espinacas.

2.- Cocina las pechugas. Fríe las pechugas en una sartén con un chorrito de aceite y sazona con sal y pimienta al gusto. Retíralas a un plato cuando estén doradas por las dos caras.

3.- Saltea las espinacas en la misma sartén. Ponlas en la sartén bien escurridas y ponles sal. En 3 o 4 minutos las tendrás listas. Te cuidado de no cocinarlas demasiado porque se secarían.

4.- Hierve la pasta. Pon una buena cantidad de agua en una olla al fuego y agrega un puñadito de sal. Introduce las placas de pasta, de una en una, cuando el agua empiece a hervir. El tiempo de cocción será el que recomiende el fabricante en su envase. También puedes utilizar placas de lasaña y cortarlas después de hervidas. Mueve las placas de vez en cuando para que no se peguen entre sí.

5.- Prepara la bechamel. Pon la mantequilla en una sartén y añade la harina en cuanto se derrita. Remueve hasta que la harina se tueste un poco. Añade la leche a temperatura ambiente y sin dejar de remover. Añade un poco de sal, una pizca de pimienta negra y otra de nuez moscada molida. Puedes añadir un poco más de leche si la quieres más clara. Y si te queda algún grumito, puedes colarla o pasarla por la batidora.

6.- Enfría la pasta. Retira una buena cantidad del agua de cocción y enfría con agua fría para cortar la cocción.

7.- Estira cada una de las placas sobre un trapo limpio.

8.- Pica el pollo en la picadora.

9.- Prepara el relleno. Coloca el pollo picado en un bol. Añade las espinacas cortadas aunque también las puedes picar. Añade un poco de bechamel al gusto y mezcla.

10.- Rellena los canelones. Pasa una servilleta por cada placa para retirar el exceso de agua. Coloca una cucharada de relleno en cada una de las placas. Enrolla el canelón sobre sí mismo cuidando de recoger todo el relleno y aprovecha a repartirlo a lo largo del canelón.

11.- Para congelarlos, ponlos sobre papel de horno en una bandeja bien separados. Guarda la bandeja dentro de una bolsa de plástico y podrás sacarlo por unidades a medida que los quieras consumir.

12.- Cocina los canelones. Pon una capa de bechamel sobre la bandeja de horno para que no se peguen. Reparte la bechamel con una espátula. Coloca los canelones y reparte la bechamel por encima. Extiende bien con una cuchara. Pon una capa de queso rallado por encima. Introduce la bandeja en el horno sin precalentar a 220 grados con calor arriba durante 10 o 15 minutos.

Mis consejos para preparar Canelones de pollo y espinacas:

Cuando la bechamel se enfría, verás que se crea como una costra por encima. Añade un poco de leche y remueve bien.

Haz buena cantidad y congela para tenerlos disponibles cuando quieras.

Te dejo aquí la receta de Cómo preparar pasta fresca.

Mi recomendación:

Si te gustan las recetas de pasta, no te pierdas esta Lasaña de atún y calabacín súper light

Lasaña light.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *