Magdalenas esponjosas con arándanos. Te enseño cómo conseguir una bonita montañita

No me ha gustado nadaNo me ha gustadoNo me convence muchoMe ha gustado¡Me ha encantado! (4,05/5)
Cargando…

Magdalenas esponjosas con arándanos. Te enseño cómo conseguir una bonita montañita

Cocina para triunfar

Descubre mi primer libro de recetas: Cocina para triunfar. No te pierdas ninguna de las recetas que he preparado para ti porque incluye poquito de todo (entrantes, primeros platos, segundos platos, postres y recetas básicas).

Tabla de contenidos de esta receta

Magdalenas esponjosas con arándanos. Te enseño cómo conseguir una bonita montañita: presentación

Con montañita, muy esponjosas y con arándanos. Una auténtica delicia para el paladar. Estas magdalenas son ideales para desayunos y meriendas y son facilísimas de preparar. Atento al tuco para que te salga una montañita bien bonita. Puedes sustituir los arándanos frescos por arándanos deshidratados o por cualquier otra fruta. Verás qué éxito tienen en casa. Si tienes niños, les van a encantar y como son tan fáciles de transportar pueden comerlas en cualquier lugar.

Echa un vistazo a esta receta de Magdalenas caseras diferentes con una sola receta.

Ingredientes

Para 18 magdalenas

  • 250 g de harina (2 tazas)
  • 4 huevos L (grandes)
  • 150 g de azúcar (1/3 de taza)
  • 60 ml de leche (1/4 de taza)
  • 60 ml de aceite (1/4 de taza)
  • 100 g de mantequilla (1/3 de taza)
  • 10 g de levadura química o polvos de hornear (1 cucharada)
  • Ralladura de 1 limón
  • 120 g de arándanos frescos o congelados

Magdalenas esponjosas con arándanos. Te enseño cómo conseguir una bonita montañita: videoreceta

Puedes ver este vídeo en YouTube para poder comentarlo, marcar Me gusta o suscribirte a mi canal de videorecetas.

Magdalenas esponjosas con arándanos. Te enseño cómo conseguir una bonita montañita: preparación de la receta

1.- Derrite la mantequilla en el microondas a máxima potencia durante medio minuto. Ten cuidado de taparla para que no salpique.

2.- Prepara la masa. Pon los cuatro huevos en un bol y añade el azúcar. Bate bien con una batidora de varillas o con la manual. Cuando la mezcla esté bien esponjosa, incorpora la leche, el aceite, la mantequilla derretida y la piel del limón rallada. Bate de nuevo Incorpora ahora la harina junto con la levadura química o polvo de hornear tamizada a través de un colador. Bate de nuevo hasta integrar la harina. Añade ahora los arándanos previamente lavados. Remueve un poco con una espátula para que se repartan por toda la masa.

3.- Guarda la masa en la nevera al menos una hora y tapada con papel film.

4.- Prepara la bandeja para hornear las magdalenas. Yo he utilizado una bandeja para cupcakes. Pon en cada cavidad una cápsula.

5.- Precalienta el horno a 220 grados con calor arriba y abajo y sin aire.

6.- Rellena las cápsulas. Mezcla un poco la masa con una cuchara tras sacarla de la nevera. Rellena cada cápsula ayudándote de dos cuchara. Rellena hasta las tres cuartas partes de la cápsula. Intenta dejar los arándanos hundidos porque de esta forma no se quema la superficie.

7.- Cocina las magdalenas. Introduce la bandeja en el segundo de los cinco niveles del horno. Hornea los primeros 5 minutos a 220 grados y, los siguientes 10 minutos, hornea a 200 grados. Este es el truco para que salga la bonita montañita.

8.- Sácalas cuando estén bien doraditas y ponlas sobre una rejilla para que se enfríen.

 

Mis consejos para preparar estas Magdalenas esponjosas con arándanos:

Si te gustan los postres con frutas, no dudes en sustituir los arándanos por cualquier otra fruta que te guste como fresa o manzana.

Es importante que guardes la masa en la nevera al menos una hora para que esté bien fría. También puedes preparar a masa el día anterior y guardarla toda la noche en la nevera.

El truco para que te salga una buena montañita está en el horneado. Al hornearlas primero a más temperatura, conseguimos cuajar el exterior y, luego, a una temperatura más baja conseguiremos que la magdalena reviente y salga esa bonita montañita.

Mi recomendación:

Echa un vistazo a este recopilatorio con recetas de Bollería casera sin remordimientos que son perfectas para no renunciar a comer bollería, pero sabiendo lo que comemos.

Bollería casera sin remordimientos.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *