Bizcocho de yogur integral con azúcar de caña

No me ha gustado nadaNo me ha gustadoNo me convence muchoMe ha gustado¡Me ha encantado! (4,57/5)
Cargando...

Bizcocho de yogur integral con azúcar de caña

Cocina para triunfar

Descubre mi primer libro de recetas: Cocina para triunfar. No te pierdas ninguna de las recetas que he preparado para ti porque incluye poquito de todo (entrantes, primeros platos, segundos platos, postres y recetas básicas).

Tabla de contenidos de esta receta

Bizcocho de yogur integral con azúcar de caña: presentación

Esta versión integral del bizcocho esponjoso de yogur te va a encantar. No lleva ni aceite ni mantequilla y he sustituido la harina por harina integral y el azúcar blanco por azúcar moreno de caña. De sabor está buenísimo porque el azúcar de caña le da un toque muy rico. Es perfecto para desayunos y meriendas más sanas. Nadie notará que es integral, ya lo verás. Seguro que recurres a el en muchas ocasiones.

Echa un vistazo a este Bizcocho de yogur esponjoso sin aceite ni mantequilla. Increíblemente fácil con todos los trucos y consejos para que te salga perfecto.

Ingredientes

  • 300 g de harina de trigo integral ( 2 tazas y 1/4)
  • 300 g de azúcar de caña (1 taza y 1/4)
  • 250 ml de yogur natural sin azúcar (1 taza)
  • 6 huevos tamaño L
  • 10 gramos de levadura química o polvo de hornear
  • 4 gramos de sal
  • 1 limón

Bizcocho de yogur integral con azúcar de caña: videoreceta

Puedes ver este vídeo en YouTube para poder comentarlo, marcar Me gusta o suscribirte a mi canal de videorecetas.

Bizcocho de yogur integral con azúcar de caña: preparación de la receta

1.- Prepara el molde. Forra la base y las paredes del molde con papel de horno y engrasa con spray desmoldante o mantequilla.

2.- Precalienta el horno a 175 grados con calor arriba y abajo.

3.- Separa las claras y las yemas en dos boles diferentes.

4.- Monta las claras. Añade la sal en el bol de las claras y bate con las varillas durante aproximadamente 2 minutos. Incorpora la mitad del azúcar y sigue montando hasta obtener el punto de nieve.

5.- Trabaja las yemas. Añade el resto del azúcar al bol de las yemas y empieza a batir con las varillas a velocidad baja para luego ir subiendo la velocidad. Añade el yogur y la ralladura del limón cuando las yemas hayan blanqueado. Sigue batiendo hasta integrar los ingredientes. Añade la harina, mezclada con levadura química o polvo de hornear, a través de un tamiz o un colador. Mezcla con las varillas hasta integrar la mezcla.

6.- Añade las claras a las yemas poco a poco con movimientos envolventes.

7.- Vierte la masa en el molde. Asienta la masa con unos golpecitos.

8.- Cocina el bizcocho. Introduce el bizcocho en el tercero de los cinco niveles del horno precalentado a 175 grados con calor arriba y abajo durante aproximadamente 50 minutos.

9.- Comprueba si el bizcocho está hecho pinchándolo con un palito y lo tendrás listo cuando el palo que salga limpio.

10.- Desmolda el bizcocho y déjalo sobre una rejilla hasta que se enfríe.

Mi consejo para preparar este Bizcocho de yogur integral:

Es una opción perfecta si quieres cuidarte sin renunciar a comer un trozo de bizcocho de vez en cuando.

Si lo prefieres con sabor a canela o vainilla, sustituye la ralladura de limón por esencia de vainilla y por una cucharadita o dos de canela. Estará igual de rico.

Ya sabes que todos los hornos no calientan igual y el tiempo es un poco orientativo. No pierdas de vista el bizcocho en el horno para que no se te queme. Y utiliza el truco del palito para saber cuándo está listo.

Para cortarlo, lo mejor es que utilices un cuchillo de sierra para trazar un corte limpio.

Puedes acompañar este bizcocho con tu bebida favorita y prepararte un desayuno o merienda bien rico. También puedes utilizarlo como base para tartas y rellenarlo a tu gusto o ponerle encima la decoración que prefieras.

Mi recomendación:

Si en tu casa, como en la mía, no puede faltar un bizcocho, echa un vistazo a este Bizcocho de limón alto y esponjoso con glaseado. ¡Mira qué miga tan increíble!

Bizcocho de limón glaseado
Bizcocho de limón glaseado.

El glaseado, además de darle un aspecto muy bonito, le da un sabor exquisito. Queda alto y esponjoso con una miga muy suave. Se te deshará en el paladar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *