Tarta de queso Oreo SIN HORNO (Fácil y rápida)

No me ha gustado nadaNo me ha gustadoNo me convence muchoMe ha gustado¡Me ha encantado!
Cargando…

Tarta de queso Oreo SIN HORNO (Fácil y rápida)

Tabla de contenidos de esta receta

Tiempo de preparación: 5 horas

Tarta de queso Oreo SIN HORNO (Fácil y rápida): presentación

La tarta de queso o cheesecake Oreo te va a encantar por su sabor suave y cremoso, y por lo rápido y fácil que se prepara. Es una receta ideal si eres principiante en la cocina. Para su elaboración no es necesario el horno, de aquí que sea tan fácil ya que no tendrás que estar pendiente de tiempos ni de temperaturas. Lleva una base de galletas oreo y una crema de queso y nata que hará las delicias de todo el que la pruebe. Ya verás, seguro que dura un suspiro en la mesa. Anímate a prepararla y te aseguro que se volverá una tarta a la que recurras en muchas ocasiones en las que te apetece degustar algo delicioso, pero no dispones de mucho tiempo para dedicarlo a la cocina.

Ingredientes

Para 12 raciones

  • 24 galletas oreo
  • 500 ml de nata (crema de leche) (2 tazas)
  • 250 ml de leche (1 taza)
  • 400 g de queso philadelphia (1 taza y media)
  • 250 g de azúcar (1 taza)
  • 1 cucharada de vainilla (opcional)
  • 100 g de mantequilla (1/3 de taza)
  • 8 hojas de gelatina
Fotografía de los ingredientes necesarios para esta receta
Ingredientes para preparar Tarta de queso Oreo SIN HORNO (Fácil y rápida)

Tarta de queso Oreo SIN HORNO (Fácil y rápida): videoreceta

Puedes ver este vídeo en YouTube para poder comentarlo, marcar Me gusta o suscribirte a mi canal de videorecetas.

Tarta de queso Oreo SIN HORNO (Fácil y rápida): preparación de la receta

1.- Separa las galletas y la crema y colócalos en dos boles diferentes. Tritura las galletas en la picadora. Lo mejor es triturar primero la mitad y luego el resto. Cuando estén totalmente picadas, reserva dos o tres cucharadas soperas de la harina de galletas oreo, que emplearás en la decoración final de la tarta. Tamiza las galletas trituradas de la decoración para asegurarte de que el polvo de galleta es lo bastante fino.

2.- Añade la mantequilla derretida a las galletas trituradas y mezcla bien hasta que la galleta quede empapada completamente. Pasa la mezcla al molde para tartas y repártelo bien con la espátula cubriendo toda la base. Ayúdate con una espátula o lengua de gato para conseguir una capa lo más lisa y uniforme posible. Lleva al frigorífico para que la mantequilla se endurezca de nuevo.

3.- En un bol con agua, sumerge las láminas de gelatina para hidratarlas, antes de empezar a preparar la crema de queso.

4.- Coloca un cazo al fuego y calienta la leche. Cuando esté caliente añade la gelatina escurrida y remueve con las varillas hasta que se disuelva. Incorpora el queso crema. Remueve hasta que quede integrado por completo. Una vez integrado, retira del fuego y añade la crema de las galletas oreo, que habíamos reservado al principio. Bate con unas varillas manuales y reserva.

5.- Vierte la nata o crema de leche (crema para batir) en un bol y añade el azúcar. Para montar la nata con las varillas, empieza con una velocidad baja porque salpica mucho y poco a poco ve aumentando la intensidad. Cuando la nata dibuja el trazo, deja de batir o podría cortarse. Ya está la nata montada.

Preparación de la tarta de queso oreo (cheesecake oreo)
Preparación de la tarta de queso oreo (cheesecake oreo)

6.- Coloca la crema de queso, que se habrá enfriado un poco, en un bol y añade una cucharadita de esencia de vainilla (opcional). La esencia de vainilla tiñe un poco el color blanco de la tarta. Ve incorporando poco a poco la nata con movimientos envolventes para evitar que pierda el aire que hemos introducido al montarla. Cuando la crema esté bien mezclada, viértela en el molde de tarta.

7.-Lleva el molde a la nevera, mínimo 8 horas para que la gelatina actúe y cuaje la tarta de galletas oreo. Lo mejor es hacerla la víspera.

8.- Una vez bien fría, retira de la nevera y, con la ayuda de un colador, cubre por toda la superficie de la tarta con la harina de galletas oreo. Procura que quede toda la superficie uniforme y completamente negra, sin zonas blancas.

8.- Para retirar el molde, ayúdate de un cuchillo para despegar el borde de la tarta. Las paredes se despegarán con facilidad.

Mi consejo:

Si te gusta con menos azúcar, puedes reducir la cantidad, incluso usar edulcorante porque, al no estar sometido al calor, no va a perder sus propiedades endulzantes.

Tarta de queso oreo
Tarta de queso oreo

Si te gustan las tartas de queso, te sugiero que veas este recopilatorio de Tartas de queso con las que triunfarás (parte 1) 

Tartas de queso con las que triunfarás (parte 1)
Tartas de queso con las que triunfarás (parte 1)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *