Polvorones de almendra caseros. Fáciles y riquísimos

Polvorones de almendra caseros. Fáciles y riquísimosPolvorones de almendra caseros. Fáciles y riquísimosPolvorones de almendra caseros. Fáciles y riquísimosPolvorones de almendra caseros. Fáciles y riquísimosPolvorones de almendra caseros. Fáciles y riquísimos (4,60/5)
Polvorones de almendra caseros. Fáciles y riquísimosCargando...

Polvorones de almendra caseros. Fáciles y riquísimos

Polvorones de almendra caseros. Fáciles y riquísimos

Descubre mi primer libro de recetas: Cocina para triunfar. No te pierdas ninguna de las recetas que he preparado para ti porque incluye poquito de todo (entrantes, primeros platos, segundos platos, postres y recetas básicas).

Tabla de contenidos de esta receta

Polvorones de almendra caseros. Fáciles y riquísimos: presentación

Los polvorones, esos dulces tan típicos de la Navidad que comemos año tras año y que nos recuerdan a nuestra infancia. Pues verás qué fácil y rápidos son de preparar. Quedan como los comprados. Lo más importante es que no los manipules hasta que no estén fríos porque podrían romperse. Yo he encontrado fácilmente papel especial para envolverlos, pero puedes hacerlo con papel encerado y te quedarán igual de bonitos. Prepara una buena bandeja y será la estrella de estas fiestas en tu mesa.

Echa un vistazo a estos Mazapanes caseros tan típicos de estas fechas y sorprende a los tuyos.

Ingredientes

Para 25 polvorones

  • 300 g de harina de trigo común
  • 175 g de harina de almendra (almendra cruda molida)
  • 150 g de manteca de cerdo
  • 125 g de azúcar glass
  • Ralladura de 1 limón

Polvorones de almendra caseros. Fáciles y riquísimos: videoreceta

Puedes ver este vídeo en YouTube para poder comentarlo, marcar Me gusta o suscribirte a mi canal de videorecetas.

Polvorones de almendra caseros. Fáciles y riquísimos: preparación de la receta

1.- Tuesta las harinas. Pon la harina de almendra en un recipiente. Añade la harina de trigo y mezcla bien. Hornea a 180 grados con calor arriba y abajo durante 15 minutos. Mueve de vez en cuando, desde los extremos hacia el centro, para que se tueste toda la harina por igual. Saca la harina del horno.

2.- Deja que se enfríe la harina y pásala a otro recipiente. Añade el azúcar glass y la ralladura de la cáscara de un limón. Mezcla todo e incorpora la manteca. Mezcla bien con la espátula y, cuando no puedas seguir con la espátula, mezcla con las manos. Tendrás la masa preparada cuando ya no veas nada de harina seca.

3.- Enfría la masa. Envuelve la masa en film de cocina. Guarda la masa en la nevera al menos una hora.

4.- Alisa la masa. Colócala encima de un papel de horno y cúbrela con otro papel de horno. Estira ayudándote del rodillo. Quita el papel de horno de encima.

5.- Corta los polvorones. Ayúdate de un cortapastas y ve colocándolos sobre la bandeja del horno con cuidado de no deformarlos. Intenta aprovechar lo máximo la superficie de la masa. Junta de nuevo los recortes y vuélvelos a alisar entre dos papeles para aprovechar al máximo y que salgan más polvorones.

6.- Hornea los polvorones. Hornea con el horno precalentado en el segundo de los cinco niveles a 200 grados con calor arriba y abajo sin aire durante unos 10 minutos.

7.- Deja que se enfríen por completo en la bandeja. Sin tocarlos.

Polvorones de almendra caseros. Fáciles y riquísimos
Polvorones de almendra caseros

8.- Espolvorea un poco de azúcar glass por encima. Aunque es un paso opcional, queda un acabado más bonito.

9.- Envuelve los polvorones. Yo he utilizado papel especial para polvorones y los he envuelto haciendo la forma de un caramelo.

Polvorones de almendra caseros. Fáciles y riquísimos
Polvorones de almendra caseros

Mis consejos para preparar Polvorones de almendra caseros:

Si no tienes papel de polvorón, envuélvelos en papel encerado y quedarán igual de bien. También puedes usar bolsitas de celofán pata galletas.

Es muy importante, a la hora de cortar los polvorones, que la masa esté fría así que guarda la masa en la nevera antes de realizar este paso.

No manipules los polvorones hasta que estén fríos del todo porque son extremadamente delicados y podrían romperse.

Polvorones de almendra caseros. Fáciles y riquísimos
Polvorones de almendra caseros

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.