Bizcocho básico esponjoso en forma de rosca. ¡Nueva fórmula infalible!

No me ha gustado nadaNo me ha gustadoNo me convence muchoMe ha gustado¡Me ha encantado! (4,06/5)
Cargando…

Bizcocho básico esponjoso en forma de rosca. ¡Nueva fórmula infalible!

Cocina para triunfar

Descubre mi primer libro de recetas: Cocina para triunfar. No te pierdas ninguna de las recetas que he preparado para ti porque incluye poquito de todo (entrantes, primeros platos, segundos platos, postres y recetas básicas).

Tabla de contenidos de esta receta

Bizcocho básico esponjoso en forma de rosca. ¡Nueva fórmula infalible!: presentación

Te cuento todos los trucos para que, de forma infalible, este bizcocho básico esponjoso en forma de rosca te quede siempre perfecto. Es tan fácil de preparar que hasta que no se te da muy bien preparar bizcochos. Ya verás que no tiene ningún misterio. Queda una miga muy esponjosa y con un sabor increíblemente delicioso. Sigue la receta al pie de la letra y no hay fallo. Lo único en lo que tienes que poner atención es en el tiempo de horneado porque ya sabes que no todos los hornos calientan igual.

No te pierdas este Bizcocho de limón alto y esponjoso con glaseado. ¡Mira qué miga tan increíble!

Ingredientes

Para 8 a 10 personas

  • 4 huevos L
  • 350 g de harina (2 tazas y 3/4 de taza)
  • 200 ml de leche (3/4 de taza)
  • 150 ml de aceite de girasol (2/3 de taza)
  • 150 g de azúcar (1/2 taza)
  • Jugo y ralladura de un limón
  • 15 g de levadura química o polvos de hornear (1 cucharada)

Bizcocho básico esponjoso en forma de rosca. ¡Nueva fórmula infalible!: videoreceta

Puedes ver este vídeo en YouTube para poder comentarlo, marcar Me gusta o suscribirte a mi canal de videorecetas.

Bizcocho básico esponjoso en forma de rosca. ¡Nueva fórmula infalible!: preparación de la receta

1.- Precalienta el horno a 170 grados con calor arriba y abajo y sin ventilador.

2.- Engrasa el molde. Unta un poco de mantequilla por las paredes, la base y la parte del agujero. Reserva el molde.

3.- Separa las claras de las yemas en dos boles. Aunque puedes prepararlo sin separar las claras de las yemas, con este paso el resultado será mucho más esponjoso.

4.- Monta las claras. Añade una pizca de sal a las claras y móntalas con las varillas o con una varilla manual. Añade la mitad del azúcar a mitad del batido. Sigue batiendo hasta alcanzar el punto de nieve. Las tendrás montadas cuando veas que la batidora dibuja trazo. Reserva las claras.

5.- Prepara las yemas. Incorpora el azúcar, la leche, el aceite, el zumo de limón y la ralladura de la piel de limón a las yemas. Bate bien. Incorpora la harina junto con la levadura química o polvo de hornear. Incorpora la harina poco a poco a través de un tamiz o un colador. Mezcla con las varillas hasta integrar todos los ingredientes.

6.- Añade las claras a las yemas. Mezcla poco a poco y con movimientos envolventes con cuidado de llegar bien a la base del bol para que se mezcle todo bien.

7.- Vierte la mezcla al molde. Da un par de golpecitos al molde para que las burbujas más grandes suban a la superficie. Nivela la masa con la espátula. Puedes poner un poco de azúcar por encima para darle un aspecto más rústico.

8.- Hornea el bizcocho. Coloca el bizcocho en el segundo de los cinco niveles sobre la rejilla. Hornea a 175 grados con calor arriba y abajo sin ventilador durante 35 minutos.

9.- Pincha el bizcocho con un palito y si te sale limpio ya lo tienes listo.

10.- Desmolda el bizcocho. Asegúrate de que está despegado del molde y si no, ayúdate de un cuchillo para ir despegándolo. Dale la vuelta ayudándote de un plato. Vuelve a darle la vuelta y déjalo sobre una rejilla para que se enfríe.

11.- Espolvorea un poco de azúcar glas por encima.

Mis consejos para preparar este Bizcocho básico esponjoso:

Lo bueno de este tipo de moldes es que al tener el agujero en el centro también se va a calentar y nos ayudará a que el bizcocho se cocine mucho mejor y a que no se te baje por el centro. Con estos moldes el horneado es más corto. Si lo vas a hacer con un molde normal te tardará 10 o 15 minutos más.

Te dejo aquí el enlace donde puedes comprar el molde que yo he utilizado.

Si no quieres utilizar limón, puedes utilizar naranja, vainilla o el aroma que tú prefieras.

Mi recomendación:

Si en tu casa, como en la mía, no puede faltar un bizcocho, echa un vistazo a este Bizcocho de chocolate fácil. ¡Mezclar, hornear y LISTO! que es ideal como base para tus tartas o simplemente para comerlo así. Perfecto para desayunos y meriendas y es muy fácil de preparar. Si tienes niños en casa, les va a encantar.

Bizcocho de chocolate
Bizcocho de chocolate

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *