La tarta más fácil del mundo

No me ha gustado nadaNo me ha gustadoNo me convence muchoMe ha gustado¡Me ha encantado! (4,16/5)
Cargando…

La tarta más fácil del mundo

Cocina para triunfar

Descubre mi primer libro de recetas: Cocina para triunfar. No te pierdas ninguna de las recetas que he preparado para ti porque incluye poquito de todo (entrantes, primeros platos, segundos platos, postres y recetas básicas).

Tabla de contenidos de esta receta

Tiempo de preparación: 1 hora 15 minutos

La tarta más fácil del mundo: presentación

Te traigo un bizcocho de limón relleno de nata que he preparado siguiendo la receta del libro de mi amiga Carmen del canal de YouTube Cocina con Carmen.  El bizcocho de limón, viene en su libro Sabores de mi Andalucía, que ha publicado recientemente. Este bizcocho de limón  es una receta básica que te sirve como base para tus tartas, pero si lo rellenas, ya tienes una tarta a la atura de cualquier celebración. La textura es muy esponjosa y el sabor es riquísimo. La nata le da un toque muy  cremoso que, junto con la frescura del limón, es una auténtica pasada. Verás que, además de fácil, se prepara en un momento. Seguro que se convierte en un básico en tu casa.

Ingredientes

Para 12 porciones

  • Para el bizcocho de limón:
  • 4 huevos tamaño L
  • 250 g de harina de trigo de todo uso (2 tazas)
  • 250 g de azúcar (1 taza)
  • 50 ml de aceite (1/4 de taza)
  • 50 ml de leche (1/4 de taza)
  • 1 limón (ralladura y jugo)
  • 8 g de levadura química o polvo de hornear
  • 1 pizca de sal
  • Para el relleno:
  • 500 ml de nata (crema de leche o crema para batir con 35% de materia grasa) (2 tazas)
  • 80 g de azúcar (4 o 5 cucharadas)
  • Para la cobertura: azúcar glas o azúcar impalpable

La tarta más fácil del mundo: videoreceta

Puedes ver este vídeo en YouTube para poder comentarlo, marcar Me gusta o suscribirte a mi canal de videorecetas.

La tarta más fácil del mundo: preparación de la receta

1.- Prepara el molde. Forra la base del molde con papel vegetal y corta el sobrante. Engrasa las paredes y la base. Yo he utilizado un molde desmontable de 25 centímetros de diámetro por 7 de profundidad.

2.- Precalienta el horno a 160 grados con calor arriba y abajo y sin ventilador.

3.- Exprime el limón y cuela el zumo para que no te caiga ninguna semilla. Ralla la cáscara también.

4.- Separa las claras y las yemas en dos boles diferentes. Añade una pizca de sal a las claras y, con la batidora de varillas, monta las claras. Añade la mitad del azúcar cuando las claras blanqueen y sigue batiendo hasta que veas que la batidora dibuja trazo y se ha alcanzado el punto de nieve. Reserva las claras.

5.- Añade a las yemas el resto del azúcar, el zumo de limón, la leche, el aceite y la ralladura de limón. Mezcla todo sin necesidad de limpiar la batidora hasta que quede bien mezclado. Añade, a través de un colador, la harina con la levadura química o polvo de hornear. Vuelve a mezclar con la batidora.

6.- Incorpora las claras a las yemas, poco a poco, con los clásicos movimientos envolventes que evitarán que se escape el aire que has introducido con el batido. Pasa la mezcla al molde cuando esté completamente homogénea. Mueve un poco el molde para que asiente bien la masa.

7.- Introduce el bizcocho en el horno. Colócalo en el segundo de los cinco niveles y hornéalo, a 160 grados con calor arriba y abajo, durante aproximadamente 45 minutos. Tendrás que estar pendiente del bizcocho porque ya sabes que todos los hornos no calientan igual. Pincha con un palito y lo tendrás listo cuando salga limpio. Retira el bizcocho el horno.

8.- Desmolda el bizcocho en caliente y déjalo enfriar sobre una rejilla.

9.- Prepara el relleno del bizcocho. Pon la nata y el azúcar en un bol y monta la nata con la batidora de varillas. Empieza con una velocidad muy bajita para que no salpique. Para conseguir una nata montada con mayor consistencia, la nata tiene que tener un mínimo del 35% de materia grasa y debe de estar muy fría.

10.- Parte el bizcocho con una lira cuando esté totalmente frío. Si no dispones de lira, puedes hacerlo con un cuchillo.

11.- Rellena en bizcocho. Extiende una capa muy generosa de crema sobre una de las mitades y tápalo con la otra. Presiona un poco el bizcocho para nivelar en relleno. Alisa todo el borde con ayuda de una cuchara.

12.- Espolvorea un poco de azúcar glas por encima a través de un colador para que quede mucho mejor repartida. Este paso es opcional, pero aunque es una decoración muy simple le da un toque muy bonito.

¡Que aproveche!

La tarta más fácil del mundo
La tarta más fácil del mundo

Mi consejo para preparar la tarta más fácil del mundo:

Puedes ponerle la cantidad de relleno a tu gusto, incluso ponerle dos capas de relleno.

El corte de esta tarta es muy bonito, pero asegúrate de utilizar un cuchillo de sierra para conseguir un corte muy limpio.

La tarta más fácil del mundo
La tarta más fácil del mundo

Mi recomendación:

Si te gustan los postres fáciles y con pocos ingredientes, echa un vistazo a este Flan de galletas María en sartén (4 ingredientes y SIN HORNO) que se preparar en un momento.

Flan de galletas María
Flan de galletas María

Sigue a Carmen en su canal de YouTube Cocina con Carmen 

Si quieres comprar el libro de Carmen SABORES DE MI ANDALUCÍA, puedes comprarlo en este enlace 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *