MAGDALENAS de nata con pepitas de chocolate. ¡TRUCO FÁCIL para conseguir UN BUEN COPETE!

No me ha gustado nadaNo me ha gustadoNo me convence muchoMe ha gustado¡Me ha encantado! (2,25/5)
Cargando…

MAGDALENAS de nata con pepitas de chocolate. ¡TRUCO FÁCIL para conseguir UN BUEN COPETE!

Cocina para triunfar

Descubre mi primer libro de recetas: Cocina para triunfar. No te pierdas ninguna de las recetas que he preparado para ti porque incluye poquito de todo (entrantes, primeros platos, segundos platos, postres y recetas básicas).

Tabla de contenidos de esta receta

MAGDALENAS de nata con pepitas de chocolate. ¡TRUCO FÁCIL para conseguir UN BUEN COPETE!: presentación

Unas buenas magdalenas siempre apetecen, ¿verdad? Son ideales para desayunos y meriendas y gustan a todo el mundo. Queda una miga muy esponjosa y un sabor delicioso. Te doy el truco para que consigas muy fácilmente la ansiada montañita. Verás qué copete más alto. Si consigues que quede alguna, que me parece raro, también te cuento cómo puedes conservarlas durante varios días como recién hechas.

Echa un vistazo a estas Magdalenas caseras diferentes con una sola receta. Te sorprenderán.

Ingredientes

Para 12 magdalenas

  • 250 g de harina de trigo común (2 tazas)
  • 4 huevos tamaño L
  • 200 ml de nata (3/4 de taza) (crema de leche o crema para batir)
  • 100 g de azúcar (1/2 taza)
  • 100 g de mantequilla
  • 15 g de levadura química o polvos de hornear (1 cucharada)
  • 1 cucharada de esencia de vainilla
  • 1 pizca de sal
  • 75 g de pepitas de chocolate

MAGDALENAS de nata con pepitas de chocolate. ¡TRUCO FÁCIL para conseguir UN BUEN COPETE!: videoreceta

Puedes ver este vídeo en YouTube para poder comentarlo, marcar Me gusta o suscribirte a mi canal de videorecetas.

MAGDALENAS de nata con pepitas de chocolate. ¡TRUCO FÁCIL para conseguir UN BUEN COPETE!: preparación de la receta

1.- Prepara la bandeja. Introduce una cápsula de papel dentro de cada hueco. Si no dispones de bandeja para cupcakes puedes hacerlas en flaneras o en moldes de silicona.

2.- Prepara la masa. Pon los 4 huevos en un bol, añade el azúcar y bate con varillas eléctricas o manuales hasta que los huevos espumen. Añade la mantequilla derretida, la esencia de vainilla y la nata o crema de leche o crema para batir. Bate de nuevo y añade una pizca de sal. Incorpora la harina, junto con la levadura química o polvo de hornear, tamizada a través de un colador. Mezcla bien hasta integrar todos los ingredientes. Añade ahora las pepitas de chocolate. Mezcla bien para distribuir las pepitas por toda la masa. Reserva algunas pepitas para decorar las magdalenas.

3.- Deja que la masa repone una hora en la nevera.

4.- Precalienta el horno a 220 grados con calor arriba y abajo y sin ventilador.

5.- Rellena los moldes. Mueve un poco la masa con una cuchara después de sacarla de la nevera. Pon una buena cucharada de masa en cada una de las cápsulas. Rellena aproximadamente dos tercios de la capacidad de la cápsula. Da unos golpecitos a la bandeja para que asiente la masa.

6.- Reparte las pepitas que te habías reservado por encima de las magdalenas.

7.- Hornea las magdalenas. Introduce la bandeja en el horno. Los primeros 10 minutos a 220 grados con calor arriba y abajo sin ventilador. Luego baja la temperatura a 200 grados y hornéalas 5 minutos más o hasta que se doren. Este es el truco para que te quede la preciosa montañita.

8.- Pincha con un palito una magdalena antes de sacar la bandeja del horno a ver si sale limpio.

9.- Deja las magdalenas encima de una rejilla para que se enfríen.

Mis consejos para preparar Magdalenas de nata con pepitas de chocolate:

Para conservarlas durante varios días, ponlas dentro de un recipiente cerrado o en una bolsita bien cerrada. Las tendrás como recién hechas durante varios días.

La cantidad de pepitas de chocolate que quieras ponerles va a tu gusto. También puedes poner un poco de azúcar por encima antes de hornearlas.

Mi recomendación:

Si en tu casa no puede faltar la bollería, echa un vistazo a este recopilatorio con 6 recetas de bollería casera sin remordimientos. Muy sana porque comer bollería no siempre significa comer ultraprocesado. Si tienes niños, les encantará disfrutar con esta bollería y tú estarás tranquilo porque sabes lo que comen.

Bollería casera sana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *