El mejor BIZCOCHO MARMOLADO, fácil, rápido y económico receta fácil

El mejor BIZCOCHO MARMOLADO, fácil, rápido y económicoEl mejor BIZCOCHO MARMOLADO, fácil, rápido y económicoEl mejor BIZCOCHO MARMOLADO, fácil, rápido y económicoEl mejor BIZCOCHO MARMOLADO, fácil, rápido y económicoEl mejor BIZCOCHO MARMOLADO, fácil, rápido y económico (4,27/5)
El mejor BIZCOCHO MARMOLADO, fácil, rápido y económicoCargando...

El mejor BIZCOCHO MARMOLADO, fácil, rápido y económico

Tabla de contenidos de esta receta

Ingredientes

Para 8 personas

  • 250 g de harina (2 tazas)
  • 200 g de azúcar (3/4 de taza y 2 cucharadas)
  • 6 huevos grandes
  • 125 ml de agua (1/2 taza)
  • 50 ml de aceite de girasol
  • 30 g de cacao puro (1/8 de taza)
  • 1 cucharada de vainilla
  • 15 g de levadura química o polvos de hornear
  • 1 pizca de sal
  • Mantequilla o spray para engrasar

El mejor BIZCOCHO MARMOLADO, fácil, rápido y económico: presentación

El bizcocho marmolado es sin lugar a dudas un bizcocho que siempre llama la atención. Sigue el paso a paso y no tendrás margen de error. Queda tan bonito y está tan rico que gustará a todos. Es perfecto para desayunos y meriendas y, si tienes niños en casa, para que se lleven un trozo al recreo. Si se te agrieta un poco, no pasa nada, se debe a que la consistencia de las dos masas no es igual. Aun así, le da un aspecto rústico que me encanta.

Si te gusta un bizcocho tanto como a mí, echa un vistazo a este Bizcocho de yogur con harina integral y a este Bizcocho de chocolate al microondas en 5 minutos. Tan esponjoso como una nube con el que se te hará la boca agua.

Receta de El mejor BIZCOCHO MARMOLADO, fácil, rápido y económico paso a paso

Puedes ver este vídeo en YouTube para poder comentarlo, marcar Me gusta o suscribirte a mi canal de videorecetas.

Cómo hacer El mejor BIZCOCHO MARMOLADO, fácil, rápido y económico

1.- Prepara el molde. He utilizado un molde de 22 centímetros de base por 7 de alto. Pon papel de horno en la base y cierra el molde. Recorta el sobrante. Engrasa con spray desmoldante tanto las paredes como la base y extiende bien con un pincel. Forra las paredes del molde con tiras de papel de horno.

2.- Precalienta el horno a 170 grados con calor arriba y abajo y sin ventilador.

3.- Separa claras y yemas en dos boles diferentes. Este paso lo hago para poder introducir mucho aire a las claras.

4.- Monta las claras. Añade una pizca de sal. Monta las claras con una batidora de varillas. Empieza con una velocidad baja y ve subiendo de velocidad. Añade la mitad del azúcar cuando las claras hayan blanqueado. Sigue batiendo hasta alcanzar el punto de nieve. Tendrás las claras listas cuando veas que tienen un color blanco brillante, dibujan picos y están bien firmes.

5.- Añade el resto del azúcar a las yemas. Bate sin necesidad de limpiar las varillas. Deja de batir cuando adquieran un color blanquecino.

6.- TRUCO. Como el bizcocho va a llevar dos masas, separamos una parte de la harina en un recipiente de igual tamaño que el del cacao así la consistencia de las dos masas resultantes será la misma. Reserva estos dos recipientes.

7.- Añade la levadura química o polvo de hornear a la harina.

8.- Prepara la masa. Incorpora el agua y el aceite al bol de las yemas y bate de nuevo. Incorpora la harina junto con la levadura a través de un tamiz. Mezcla con la batidora. Aparta la mitad de la masa a otro recipiente.

9.- Añade, a través de un tamiz, la harina que has reservado antes a una parte de la mezcla y bate. Incorpora la vainilla. Añade, a través de un tamiz, el cacao a la otra parte de la mezcla y bate. Corrige la masa con un poco de agua hasta que obtengas la misma consistencia en las dos masas.

10.- Incorpora las claras a las dos mezclas. Con movimientos envolventes ayudándote de una espátula o una lengua. Poco a poco hasta acabar con todas las claras.

11.- Prepara el bizcocho. Ayúdate de un cazo para poner la masa en el molde. Ve alternando cazos de masa con chocolate y cazos de masa sin chocolate. La distribución va a tu gusto. Con un palito de brocheta, haz formas caprichosas.

12.- Hornea el bizcocho a 170 grados con calor arriba y abajo y sin aire durante 45 minutos. Pincha con un palillo y sácalo del horno si sale limpio.

13.- Desmolda el bizcocho. Abre el molde, quita el papel de las paredes, el de la base y déjalo que enfríe encima de una rejilla.

Mis consejos para preparar este Bizcocho marmolado:

Para que quede precioso, haz bonitas formas con el palillo en la superficie.

Verás que se agrita un poco, esto es debido a que la consistencia de las masas no es igual.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.