Profiteroles con dos rellenos. Con el TRUCO del horno que nunca falla

No me ha gustado nadaNo me ha gustadoNo me convence muchoMe ha gustado¡Me ha encantado! (3,56/5)
Cargando…

Profiteroles con dos rellenos. Con el TRUCO del horno que nunca falla

Cocina para triunfar

Descubre mi primer libro de recetas: Cocina para triunfar. No te pierdas ninguna de las recetas que he preparado para ti porque incluye poquito de todo (entrantes, primeros platos, segundos platos, postres y recetas básicas).

Tabla de contenidos de esta receta

Profiteroles con dos rellenos. Con el TRUCO del horno que nunca falla: presentación

Los profiteroles son uno de esos postres que parece que no puedes comer solo uno. Al ser tan pequeños y tan fresquitos, entran solos. Son perfectos para terminar una comida copiosa o para acompañar un cafecito de media tarde. Te enseño a prepararlos y verás qué fácil es. Además, te dejo dos opciones de relleno. No te pierdas el truco del horno para que no se deshinchen al sacarlos. Puedes acompañarlos con una salsita de chocolate y ya solo queda disfrutarlos en compañía de los tuyos.

Ingredientes

Para 40 profiteroles

  • Para la masa:
  • 250 ml de agua (1 taza)
  • 4 huevos M
  • 150 g de harina (1 taza y ¼ )
  • 80 g de mantequilla (/3 de taza)
  • Una pizca de sal
  • Para la crema pastelera:
  • 500 ml de leche entera (2 tazas)
  • 4 yemas de huevo
  • 100g de azúcar (algo menos de media taza)
  • 50 g de maicena (1/3 de taza)
  • 1 cucharada de vainilla o azúcar vainillado
  • Para la nata montada:
  • 500 ml de nata mínimo 35% de mat grasa (crema de leche o crema para batir) (2 tazas)
  • 80 g de azúcar (1/3 de taza)

Profiteroles con dos rellenos. Con el TRUCO del horno que nunca falla: videoreceta

Puedes ver este vídeo en YouTube para poder comentarlo, marcar Me gusta o suscribirte a mi canal de videorecetas.

Profiteroles con dos rellenos. Con el TRUCO del horno que nunca falla: preparación de la receta

1.- Precalienta el horno a 230 grados con calor arriba y abajo y sin ventilador.

2.- Prepara la masa. Pon en un cazo al fuego una pizca de sal, la mantequilla y el agua. Calienta hasta que empiece a hervir. Retira el cazo del fuego y añade la harina. Mezcla bien hasta integrar los ingredientes. Incorpora los huevos de uno en uno. Hasta que uno no quede integrado, no añadas el siguiente. Obtendrás una masa muy final.

3.- Pon la masa en una manga pastelera. Si no tienes manga pastelera, puedes utilizar una bolsa cortándole la punta. Coloca toda la masa dentro de la manga pastelera.

4.- Da la forma a los profiteroles. Coloca papel de horno sobre la bandeja de horno. Deja montoncitos de masa sobre la bandeja. Y no olvides dejar separación entre ellos porque crecen mucho.

5.- Hornea. Primero, durante 10 minutos con el horno a 230 grados con calor arriba y abajo sin ventilador. Luego, baja la temperatura a 180 grados y hornea durante 10 o 15 minutos más. TRUCO. Apaga el horno, abre la puerta del horno un poco, y mantenlos dentro para que se vayan secando y no se deshinchen al sacarlos. Mantenlos así durante 15 minutos.

6.- Deja los profiteroles sobre una rejilla hasta que terminen de enfriarse.

7.- Prepara el relleno.

Crema pastera. Pon en una cazuela al fuego las yemas de huevo, la leche, el azúcar y la maicena. Puedes añadir también una cucharada de esencia de vainilla. Bate bien los ingredientes y calienta a fuego bajo hasta que la crema espese. Pon la crema en un plato y deja que se enfríe tapada con film en contacto con la crema para que no haga costra.

Nata montada. Pon en un bol la nata bien fría y añade el azúcar. Bate con varillas eléctricas o manual hasta que la nata espese.

8.- Rellena los profiteroles. Abre los profiteroles y rellénalos ayudándote de una manga pastelera con boquilla rizada. Puedes ponerles un poco de azúcar glas por encima.

Mi consejo para preparar los Profiteroles:

Es muy importante que, para montar la nata, ésta tenga un mínimo de 35 por ciento de materia grasa y que esté bien fría.

Los profiteroles se suelen servir con una salsa de chocolate. Para preparar la salsa de chocolate,  en un cazo, calienta la nata y cuando empiece a hervir, fuera ya del fuego, añade el chocolate troceado y remueve hasta obtener una salsa fina.

Mi recomendación:

Si te gustan los postres sencillos, pero muy resultones, echa un vistazo a estos Alfajores de maicena rellenos de dulce de leche

Alfajores de maicena rellenos de dulce de leche
Alfajores de maicena rellenos de dulce de leche.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *