PAN FÁCIL: Chapata paso a paso

No me ha gustado nadaNo me ha gustadoNo me convence muchoMe ha gustado¡Me ha encantado! (3,74/5)
Cargando…

PAN FÁCIL: Chapata paso a paso

Cocina para triunfar

Descubre mi primer libro de recetas: Cocina para triunfar. No te pierdas ninguna de las recetas que he preparado para ti porque incluye poquito de todo (entrantes, primeros platos, segundos platos, postres y recetas básicas).

Tabla de contenidos de esta receta

PAN FÁCIL: Chapata paso a paso: presentación

Preparar pan en casa, además de muy satisfactorio, es muy fácil. Te traigo una receta muy fácil y con muy pocos ingredientes para que prepares unas chapatas increíbles. La chapata es un pan de origen italiano que se caracteriza por tener grandes alveolos, una corteza muy crujiente y una miga muy suave. Verás qué sensación causan en casa. Estoy segura de que no será la última vez que prepares pan en tu propia casa. Si sigues la receta paso a paso, te quedará un pan perfecto que nada tiene que envidiar al de la mejor panadería.

Ingredientes

Para 3 chapatas

  • Para el poolish o fermento:
  • 450 g de harina (4 TAZAS)
  • 450 g de agua (450 ml) (2 TAZAS)
  • 7 g de levadura fresca o 3 gramos de levadura deshidratada
  • Para la masa final:
  • Fermento anterior o poolish (900 g)
  • 300 g de harina común (sin preparar o sin leudante) (2 TAZAS + 1/5 DE TAZA)
  • 120 g de agua (120 ml) (1/2 TAZA)
  • 14 g de sal

PAN FÁCIL: Chapata paso a paso: videoreceta

Puedes ver este vídeo en YouTube para poder comentarlo, marcar Me gusta o suscribirte a mi canal de videorecetas.

PAN FÁCIL: Chapata paso a paso: preparación de la receta

1.- Prepara el fermento o poolish. Pon en un bol 450 ml de agua, aproximadamente 7 gramos de levadura fresca (si usas levadura en bolitas o deshidratada necesitas la mitad de cantidad). Disuelve la levadura y ve añadiendo la harina. Mezcla bien hasta que obtengas una masa muy blanda. Deja que fermente. Tápalo con papel film y guárdalo cubierto con un paño para protegerlo de la luz. Tras 4 horas, el fermento ha aumentado mucho de volumen, ha triplicado el tamaño, y se ha cubierto de burbujas. Añade el resto de agua, la harina y la sal.

2.- Amasa el pan. Puedes amasarlo durante 10 minutos con las varillas de gancho, con un robot de cocina o con una panificadora. Yo lo voy a amasar a mano con una cuchara y como la masa tiene mucha agua me costará más tiempo. Pasa la masa al mármol cuando esté totalmente integrada.

3.- Pasa la masa al mármol. Vierte un poco de aceite de oliva en la superficie de trabajo porque la masa se pega bastante y es difícil de manipular. Ayúdate con una paleta de plástico, una cuchara o una espátula para pasar la masa al mármol. Úntate las manos con aceite y amasa sobre el mármol dando golpes durante 10 o 15 minutos hasta que la masa adquiera una consistencia diferente.

4.- Pliega la masa. La masa tiene que volver a fermentar y tienes que darle la forma en una bandeja o en una fiambrera. Unta bien la bandeja con aceite de oliva para que la masa no se pegue. Coloca la masa en la bandeja ayudándote de una paleta y úntate las manos con aceite para manipular más fácilmente la masa. Pliega el pan con si hicieras un paquetito (mira en el vídeo cómo lo hago) y déjalo así, cubierto con un film de cocina y tapado con un trapo, durante media hora. Retira el film y verás que la masa ha aumentado su volumen. Vuelve a untarte las manos con aceite de oliva y pliega de nuevo. Vuelve a tapar con film y cubre con un paño hasta que pase media hora. Vuelve a plegar, te costará un poco más porque está lleno de aire. Vuelve a tapar y pasados 30 o 45 minutos, ya lo tienes listo para hornear.

5.- Precalienta el horno a máxima temperatura, en el mío son 270 grados, con calor solamente en la parte de abajo. Coloca una bandeja de hierro en la parte baja de tu horno porque le dará temperatura al pan y le ayudará a hincharse.

6.- Dale forma a la chapata. Enharina bien la superficie de trabajo y vuelca la bandeja para colocar la masa sobre el mármol. Dale forma rectangular a la masa. Saca la bandeja de hierro del horno y cúbrela con papel vegetal. Corta las chapatas en 3 partes aproximadamente iguales. Coloca cada chapata encima de la bandeja de horno sin que se toquen.

7.- Lleva la bandeja al horno en la parte baja, no en ninguno de los niveles, durante 10 minutos a 270 grados con calor abajo. Tras 10 minutos, coloca la bandeja en el segundo nivel de tu horno y sigue horneando con calor arriba y abajo a 220 grados durante aproximadamente 25 minutos. Deja que el pan se enfríe dentro del horno con la puerta entreabierta para que la corteza quede más crujiente.

Chapata
Chapata

Mi consejo para preparar esta chapata fácil:

Para hacer el fermento o poolish puedes variar la cantidad de levadura si aumentas el tiempo de reposo. Te dejo los tiempos de reposo según la cantidad de levadura que uses. Si usas levadura de panadero deshidratada (la granulada) deberás emplear la mitad del peso indicado.
Para un reposo de 3 horas, usa 7 g de levadura fresca
Para un reposo de 8 horas, usa 3 g de levadura fresca
Para un reposo de 12 horas, usa 1 g de levadura fresca (La receta original dice 0.9 g, pero mi balanza no pesa menos de 1 gramo 😉 )

 

Mi recomendación:

Si te gusta preparar pan en casa, echa un vistazo a este Pan casero fácil y rápido (con harina común).

Pan con harina común

Fuente: Esta receta la he sacado del libro Pan casero de Iban Yarza

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *