Merluza en salsa marinera

No me ha gustado nadaNo me ha gustadoNo me convence muchoMe ha gustado¡Me ha encantado! (3,42/5)
Cargando…

Merluza en salsa marinera

Cocina para triunfar

Descubre mi primer libro de recetas: Cocina para triunfar. No te pierdas ninguna de las recetas que he preparado para ti porque incluye poquito de todo (entrantes, primeros platos, segundos platos, postres y recetas básicas).

Tabla de contenidos de esta receta

Merluza en salsa marinera: presentación

La merluza es uno de esos pescado que se puede preparar de infinitas maneras y que, por su carne tan fina, está delicioso. Tiene poca grasa y es una opción perfecta para cuidar la línea. La receta la he preparado con filetes de merluza congelada, pero puedes prepararla con merluza fresca o incluso con otro pescado blanco. A los niños es un pescado que les gusta mucho y como no tiene espinas, se lo comerán de maravilla. La salsa le da un toque delicioso y no podrás parar de mojar pan. Te animo a que la preparares, tanto para diario como para celebrar porque será todo un acierto en tu mesa.

Ingredientes

Para 4 personas

  • 4 lomos de merluza (600 g aproximadamente)
  • 250 g de almejas
  • 16 langostinos o camarones
  • 150 ml de vino blanco (1/2 taza)
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo y una ramita de perejil
  • 1 cucharada de harina
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra

Merluza en salsa marinera: videoreceta

Puedes ver este vídeo en YouTube para poder comentarlo, marcar Me gusta o suscribirte a mi canal de videorecetas.

Merluza en salsa marinera: preparación de la receta

1.- Limpia bien los langostinos. Quita la cabeza y toda la cáscara, déjales la colita y, con ayuda de un cuchillo, hazles un pequeño corte y tira del intestino. Repite esto con todos los langostinos.

2.- Corta la cebolla finita y pica bien el ajo y el perejil. Pon un poco de aceite de oliva en un cazo y añade todas las cáscaras de las gambas para saltearlas. En cuanto cambien de color, añade un vaso de agua y deja que hierva durante, aproximadamente, 5 minutos.

3.- Pon una sartén al fuego y vierte un chorro de aceite virgen extra. Añade la cebolla y añade después el ajo y perejil cuando la cebolla esté transparente. Dale unas vueltas y en un minuto, aproximadamente, añade una cucharada de harina. Dale unas vueltitas para que se tueste la harina e incorpora el vino blanco. Añade también el caldo que has preparado con las cabezas de las gambas a través de un colador.

4.- Cocina la merluza. Cuando haya reducido el alcohol del vino blanco, incorpora el pescado. Sazona con sal al gusto y deja que hierva tapado.

5.- Incorpora los langostinos y las almejas. Tras 4 o 5 minutos, el pescado estará casi listo. Añade las colitas de los langostinos y las almejas. Tapa la sartén y deja que se cocine durante aproximadamente 3 minutos. Añade un poco de maicena disuelta en agua fría si te queda la salsa muy clara. Rectifica de sal.

Merluza en salsa marinera
Merluza en salsa marinera

Mi consejo para preparar merluza en salsa:

He preparado esta merluza con pescado congelado, pero si usas pescado fresco te quedará mucho más rica.

También puedes cambiar la merluza por otro pescado blanco y verás qué delicia.

Para presentar la merluza en salsa, coloca en el plato un filete de merluza junto con unos langostinos y almejas y una buena cantidad de salsa. Puedes espolvorear al final con un poco de perejil picadito.

Mi recomendación:

Te dejo un truco para cocinar merluza a la plancha muy jugosa y que no se rompa. Esta receta con truco te será de gran ayuda si estás intentando hacer dieta, porque además de quedarte un plato mucho más bonito te aseguro que tu merluza estará mucho más rica y extremadamente más jugosa. ¡No te lo pierdas!

Cómo cocinar merluza a la plancha muy jugosa y que no se rompa.

Cómo cocinar merluza a la plancha muy jugosa y que no se rompa.

Si te gustan los platos de pescado, echa un vistazo a estas recetas que no dejarán a nadie indiferente. Verás que son muy fáciles de preparar y los tendrás listos en un momento. Si en tu casa coméis mucho pescado, no te los pierdas. Si a los niños les cuesta comer pescado, puedes rebozarlo y verás qué bien se lo comen. Ya sabes que si eliges pescados sin espinas, lo comerán mucho mejor y sin peligro. Espero que disfrutes cocinándolos y, más aún, en la mesa rodeado de los tuyos.

Recetas de pescado fáciles para impresionar.

Recetas de pescado fáciles para impresionar.

Recetas de pescado fáciles y deliciosas.

Recetas de pescado fáciles y deliciosas

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *